Sunday, August 29, 2010

Para levantarse un domingo y pensar


Llevo un par de semanas analizando lo que podría escribir. Es fácil resumir algo interesante que uno lee y también es bueno dar opiniones basadas en lo que uno ha aprendido en términos más técnicos. En otras palabras, podría transcribir cosas que he leído o he aprendido pero esta mañana me levante con ganas de escribir algo de corazón, como todo lo que escribo.

Anoche estuve charlando con una persona que me abrió las puertas de su casa acá en Barcelona y me conto de su business plan. Una persona, cuya vida es similar a la mía, desde diferentes puntos de vista pero con intersecciones en varios puntos. Como le dije anoche, la vida es como un mapa de metro con millones de líneas y millones de puntos de intersección. Cada uno tiene su línea y hace empate con otras líneas en las diferentes estaciones en común que todos tenemos.

En medio de la increíble noche catalana, sentados en el balcón de su piso (apartamento), hablamos de cómo después de mucho esfuerzo, uno llega a sentir la satisfacción del deber cumplido, se ilusiona con lo que ha creado, y trabaja a diario para lograr las metas menores que hacen parte de la gran meta final. Mi amigo, como el mismo me dijo, está en el año cero. Mucho trabajo realizado para estar acá y mucho futuro por vivir con su nueva empresa. Constantemente veía la expresión de “deber cumplido” e inmediatamente la sensación de querer saber si el futuro le depararía cosas buenas a su empresa a el y por ende a su familia.

No me cabe la menor duda que todo lo que ha hecho, lo ha hecho bien y es un ejemplo a seguir.

Entonces esta mañana cuando me levanté, opté por escribir 10 puntos que te pueden hacer feliz un domingo cualquiera. Lo puse como domingo porque es como el final de la semana y así uno puede recapitular todo lo que ha hecho en los días previos. Como un auto feedback así suene redundante.

No son mandamientos y seguramente habrá miles puntos más, pero estos puntos son 10 que podrían servir como una lista de chequeo cuando cada uno de nosotros nos levantemos los domingos. Acá van:


· Lo q estás haciendo te produce sensación de plenitud.

· Te levantas, miras a tu alrededor, y lentamente una sonrisa se va plasmando en tu cara. Te sientes lleno de confianza y con ganas de poner los pies en el piso y ver que te depara este día

· No estas rompiendo la ley.

· Esta es metafórica o real dependiendo de la persona. Me dió risa ya que la sensación de hacer cosas indebidas (no necesariamente por fuera de la ley) siempre produce un nivel de angustia que sobra en nuestras vidas. La sensación de no deberle nada a nadie es francamente agradable.

· Los percances menores tienen un plan para ser resueltos.

· No todo es perfecto y seguramente existen pequeños inoportunos que te pueden dañar el domingo. Si mantienes la cabeza clara y tus cosas organizadas, seguramente tendrás una estrategia simple para que puedas solucionar cualquier inconveniente que tengas en este día.

· Estás cuidando tu salud

· Para nadie es un misterio que amanecer con “guayabo o resaca emocional” o tal vez sintiéndose físicamente infeliz, es aburridor.

Cualquier sensación que afecte tu autoestima debe ser erradicada. Si no haces ejercicio ponte la meta de hacerlo, si estas gordo o flaco y te criticas fuertemente al respecto, inicia un plan para sentirte mejor. Tu cuerpo y alma te lo agradecerán. Todo es posible.

· Tienes mucho que agradecer

· Nunca te olvides que debes agradecer todo lo que tienes. Malo o bueno nunca interrogues el porqué de las cosas ya que todo tiene un mensaje de aprendizaje implícito. Agradécele a tu ser supremo si lo tienes, o agradécete a ti mismo por lograr lo que has logrado. Si quieres, agradécele a tu familia por ser como son. Dale un abrazo a un amigo solo por el hecho de ser tu amigo. Que te quita?

· Que no te importe lo que piensen los demás de ti ya que tú eres tu propio juez.

· Esta me gusta ya que si tú no miras a nadie, nadie te mira a ti. Me he dado cuenta que somos como somos y aunque oír consejos es aceptado, la decisión de llevarlos a cabo son propias. Qué importa si los que te rodean piensan algo de ti? Tú debes verte al espejo y enamorarte todos los días de la persona que ves. Es todo lo que tienes y todo lo que necesitas para estar feliz.

· Lograr entender que tener competencia es algo bueno.

· Sun Tzu lo dice en El Arte de la Guerra y en la vida es lo mismo. La competencia te mantiene en una mejora continua. Vas a tu ritmo pero te crean parámetros de mejora cada vez más altos que te exigen realizar cambios y ajustes solo con el fin de ser mejor. Que tiene de malo? Ahora, si eres competitivo y no eres capaz de aislar la idea de la carga afectiva, te aconsejo que trates este punto con mucho cuidado ya que ese tipo de competencia definitivamente no es sana. Nada malo tiene querer ganar siempre, pero si tu emocionalidad te lleva al subsuelo de la tristeza cuando no lo haces, necesitas colaboración para entender que “perder es ganar un poquito”.

· Cuentas con amor de familia de cualquier tipo

· Quien es tu familia? A quién consideras como parte de tu familia? Los aprovechas y les exprimes todo lo positivo que tienen para darte?

Reflexiona este punto un rato. Hace cuánto no llamas a ciertos miembros de tu familia a decirles lo orgulloso que estás de ser parte de esa unión de sangre que los mantiene en cierto modo unidos para siempre? Uno hace todo por su sangre; qué te hace pensar que tu sangre no hará lo mismo por ti? Ahí están. Búscalos o re-búscalos.

· Eres independiente en tu emocionalidad y no dependes de nadie para sentirte bien.

· Este punto es parecido a uno previo pero la diferencia radica en la forma en que te sientes depende de ti y de lo que tú hagas. No depende de lo que hagan los demás.

· Mantén un plan B para todo pero muy escondido.

· Esto lo digo ya que no siempre toca vivir en plena paranoia pensando que algo malo va a pasar. Si llegase a pasar, qué opciones tienes? Guárdalas en el fondo de tu mente y déjalas ahí. Olvídate de ellas ya que quedaron bien guardados solo con el simple hecho de imaginar ese plan B. Si el día llegase en que necesitaras de ese plan B, éste aparecerá como un archivo en tu computador. Lo mejor es que ya está listo para usarse sin código de autenticación.


Seguramente habrá muchos puntos más pero estos 10 te pueden servir para vivir felizmente tus domingos o cualquier día de tu vida.

Wednesday, August 18, 2010

La Señora Nuria y los 8 elementos de alineamiento de universos.


Todavía no se si las coincidencias existen pero hoy me paso que de la nada, en una oficina de un banco en la Avenida Diagonal en Barcelona España, una señora que se llama Nuria, la encargada de abrir la cuenta, ha empezado a hablar de tantas cosas tan similares a lo que he vivido en los últimos meses, que francamente me ha dejado boquiabierto.

Mi esposa y yo nos sentamos enfrente del escritorio de la señora Nuria y comenzamos nuestra conversación como cualquier pareja que quiere abrir una cuenta. Ahí le vi la férula (brace) que tenía la Señora Nuria en una de sus muñecas. Le dije que yo era ortopedista y le pregunté el porqué del uso de la misma. Se trataba de una tendinitis (de DeQuervain para mis amigos médicos). Primer elemento de alineamiento de universos: tenía una férula. Era para llamar mi atención como ortopedista. Seguramente.

En esta charla también me contó que había tenido una tiroiditis de Hashimoto. Un desorden hormonal a nivel de la tiroides. Segundo elemento de alineamiento de universos: yo también la tuve hace más de 10 años y estuve, al igual que ella, hospitalizado por unos días. Ahí nos quedamos hablando un par de minutos más.

Esta enfermedad la llevó a que nos contara de sus vínculos con los ángeles. Yo ahí pensé que iba a arrancar con algo evangélico o de “religiosidad extrema” como me gusta llamarle, y ahí si me pararía y me iría. Pero no. Lo primero que dijo fue que no era evangélica ni de extrema religiosidad así que la conversación siguió.

Preguntó de donde éramos y contestamos con orgullo: Colombia. Nos oye y posteriormente nos dice que tiene amigos muy cercanos de Colombia y nos muestra chivas miniaturas, sillas de montar en miniatura, bolsitas de café en cerámica y más aun, múltiples fotos de personas colombianas en su corcho en el escritorio. Tercer elemento de alineamiento de universos: su vínculo directo con colombianos.

Volviendo a los ángeles aparece el cuarto elemento de alineamiento de universos: la mamá de mi esposa y mi esposa son fans de los ángeles (y es probable que yo también en contados segundos). La atención de Ximena (mi esposa) y la mía quedó atrapada en el cuento de los ángeles. Como estaba relacionada directamente con el mismo vínculo afectivo hacia los ángeles por un familiar cercano (la mama de mi esposa), la conversación inmediatamente se convierte aun mas importante y enriquecedora. Nos conto de unas cartas de ángeles y como ella sentía cuando “jugaba” a las cartas, que los ángeles venían a ella.

Aquí también me traté de perder un rato pero después caí en cuenta que yo he materializado a mis ángeles en las personas de carne y hueso que han llegado, tal vez iluminados por ángeles, a darme paz y tranquilidad en los momentos difíciles de mi vida. Ustedes saben quiénes son. Quinto elemento de alineamiento de universos: me habló de cómo los ángeles lo ayudan a uno en momentos difíciles y esto yo ya lo he parafraseado miles de veces. Ángeles, como materia aérea o materializada en personas, pero ángeles al fin y al cabo. Seres que lo llenan a uno de “armonía con la vida”.

Siguió la conversación y entramos en el tema del ahora. En mis últimas entradas del blog que leen en este momento, había comentado lo importante que es vivir el presente y ella, la Señora Nuria, me dijo exactamente eso. Yo francamente sentía que era yo mismo hablándome. La Señora Nuria estaba diciendo las mismas palabras que yo he dicho desde que empecé con el coaching. Obviamente le comenté de mis planes con el coaching en salud y mi inspiración con Gustavo (ver entrada previa: http://www.daccoaching.com/2010/06/una-leccion-de-vida.html) para ayudar a pacientes a quienes la vida les cambia por una enfermedad y entonces entra a jugar el sexto elemento de alineamiento de universos: ella hace prácticamente lo mismo con sus ángeles. Ayuda a enfermos o pacientes débiles de espíritu, a que puedan seguir su vida. Aceptándola. Hace coaching !!!

Ya mi cabeza estaba girando rápidamente preguntándose por las coincidencias de la vida cuando arranca de nuevo, la señora Nuria, a hablar sobre el presente y lo importante del mismo. Aquí le pregunte si se había leído el libro de Echkhart Tolle, “el poder del ahora” (http://www.librosgratisweb.com/pdf/tolle-echkhart/el-poder-del-ahora.pdf) , y me dijo que era como un texto guía. Séptimo elemento de alineamiento de universos: creemos que este libro es clave para entender el verdadero “poder del ahora”.

Finalmente, cuando habían pasado unos minutos, entró en la conversación el hecho de haber vivido en vidas pasadas lo mismo que estamos viviendo ahora. O visto de una manera diferente, la interpretación de los hechos del ahora como prefabricados en algún pasado remoto, o en otra vida. Es en este momento que caigo en cuenta que esto es parte de encontrar el propósito de la vida. Aquí la Señora Nuria, con su emocionalidad facial y corporal, hace un quiebre emocional. Al menos así lo percibí pero puedo estar equivocado. Octavo elemento de alineamiento de universos: en este momento me estoy leyendo un libro que ayuda a buscar el verdadero propósito de la vida (http://truepurposebook.com/home ) y este gran texto-guía del verdadero “camino de la vida” se lo debo a una pareja de amigos que amo con el alma.

Solo me paré de mi silla, y por encima del escritorio de la Sra. Nuria, con el banco lleno de gente, le di un abrazo bastante fuerte y la señora Nuria me agarró a besos con sus manos puestas en mi cabeza.

En la mitad de un banco en la Avenida Diagonal en Barcelona, España. Ahh?

Después la señora Nuria literalmente agarró a mi esposa e hizo lo mismo.

Nos despedimos, quedándonos de encontrar prontamente, y por varios pasos tanto mi esposa como yo, no podíamos creer la astucia del tiempo y la manipulación de la emocionalidad cuando los universos se alinean.

No creo que sea coincidencia, no creo que el azahar exista. Creo en el alineamiento de los universos en los momentos indicados. Creo que las personas pueden desarrollar su percepción para incorporar estos momentos si son capaces de encontrarlos.

Y ahora, también creo en los ángeles.

Tuesday, August 10, 2010

Crea fama y ...


Demasiadas veces oí de mis padres, profesores y amigos, muchas frases que en ese momento eran solamente cansonas, aburridoras y jartas.

Seguro les hacia una mueca de indiferencia y no les ponía atención.

Hoy en día caigo en cuenta que poco a poco nosotros nos vamos convirtiendo en ese profesor, padre o amigo y las generaciones que vienen son esos personajes que nos ignoran.

Hoy pienso que esos “mentores” tenían razón y solo lo hacían para hacernos caer en cuenta alguna situación que seguro vivieron y no quieren que la vivamos nosotros.

Yo creo que todo el mundo vive lo mismo en diferentes momentos. Cada persona siente angustia, tristeza, felicidad, emoción y todo se extrapola a diferentes temporalidades. Inclusive diferentes personas viven las mismas situaciones en momentos alternos.

Todos oímos los mismos consejos independientemente de la fuente. Todos ignoramos palabras sabias algunas veces y todos sentimos que a lo mejor si hubiéramos aceptado esas palabras, es probable que las cosas hubieran sido diferentes. Pero no hay que arrepentirse, simplemente aprender y agradecer.

Las cosas son como son porque cada uno logró llegar a ese momento específico, independiente de la forma. Estamos en el aquí y en el ahora.

Toda mi vida he llevado la carga o etiqueta del mal genio. No lo niego, cada día me esfuerzo para no dejar que la emocionalidad del mal genio me envuelva y me genere situaciones incomodas con mi organismo y con la gente que me rodea.

Pero entonces la frase “crea fama y échate a dormir” es la que me persigue hoy. No niego que he cambiado en este aspecto del malgenio, al menos eso siento, pero en gran parte del núcleo de amistades y familia cercana, logré la fama de ser malgeniado.

No me interesa cambiar para demostrarles lo contrario. Lo hago por mí. Porque descargar tanta emoción por banalidades no vale la pena. Es una descarga de energía negativa y el cuerpo lo asume como 1000 vueltas corriendo a toda máquina. Y para qué?

No es fácil cambiar, pero caer en cuenta que estamos haciendo algo que podemos cambiar es un gran paso.

Sigo malgeniado? Si. Pero hoy en día cuando estoy a punto de estallar, mi cabeza me acuerda de todo esto que escribo, y en muchas ocasiones logro cambiar ese malgenio que se encuentra adportas de el estallido, por una bocanada de aire profundo, una puesta en neutro de los pensamientos y una auto patada cariñosa diciéndome “hey juancho…”.

No somos perfectos y es probable que no lo queramos ser. Pero cambiar para el bien de cada uno es una excelente opción.

Tuesday, August 3, 2010

Desespero


No todo es fácil. Por mas que uno se lo proponga, las cosas talvez no salen como uno las espera. Si uno se esfuerza y se esfuerza para lograr un objetivo, es probable que en la mitad uno quiera botar todo para la porra y decirle a los 4 vientos: NO MÁS.

Pero estos son los mejores momentos. Estos son los momentos claves. Estos son los momentos que uno aprecia porque son los que mas enseñan.

Llegar desde un punto A hasta un punto B no es simplemente una frase de cajón. Muchas personas solo visualizan el punto B sin darse cuenta lo que conlleva el recorrido. Siempre he visto este recorrido como el típico gráfico financiero con picos y valles. Un “sube y baja” constante con la satisfacción al final del recorrido. Pero cada momento dentro de este recorrido debe ser también una satisfacción y un nuevo aprendizaje.

Llegar a angustiarse por futuros inciertos o quedarse en el pasado acordándose de lo que fué o no fué, no vale la pena. TOCA VIVIR EL PRESENTE.

Cada segundo y cada momento al máximo. Toca oír la risa en cámara lenta, toca ver como caen las gotas de lluvia una por una, toca oler el ambiente, toca reavivar los sentidos e interiorizar todo lo que esta a nuestro alrededor. Desde la esquina de una pantalla hasta la forma en que se enrolla un cable pasando por las diferentes tonalidades de verde del pasto y de azules en el cielo.

Son estos los momentos, impregnados de presente, que nos hacen vivir.

Siempre tenderemos momentos duros, y estaremos rebosados de malgenio en varias ocasiones. Si no los tuviéramos, no seriamos humanos. Lo que nos diferencia, es que podemos aprender de estos momentos y además, tenemos la capacidad de exteriorizar la forma en que los podemos aplicar para vivir cada día mejor.

Todo fluye...