Saturday, July 24, 2010

Diciendo adiós


Decir “adiós” definitivamente no es fácil. No es fácil porque estamos remontados en una nostalgia, en un pasado que nos ha llevado hasta ese momento. Tampoco es fácil porque se nos mete en la cabeza que lo que vendrá será diferente, peor, mejor, o quién sabe. Una incógnita que solo el tiempo contestará.

Cuando uno dice “adiós” a cualquier cosa o persona, no puede dejar de preguntarse PARA QUÉ estoy diciendo adiós y no PORQUÉ lo estoy haciendo. Las preguntas con PORQUÉ emiten juicios y en esos momentos no queremos juzgar. Si lo hacemos de manera inconsciente, no trae buenas ideas, sino más tristeza.

Si nos preguntamos PARA QUÉ decimos adiós, un abanico de posibilidades se abren en un presente lleno de ilusión y se hace el famoso click donde caemos en cuenta que al decir adiós es para abrirle camino a que “otras cosas vendrán”.

Cuándo fue la última vez que dijiste adiós a alguien o a algo?

Hoy en día mi esposa acaba de decirle adiós a 11 años de trabajo en ventas y yo le estoy diciendo adiós a un montón de cosas que he encontrado con la empacada de la casa. Muy pronto le estaremos diciendo adiós o mejor “hasta pronto” a nuestros seres queridos. Pero estamos llenos de ilusión. No por despedirnos, sino por saber que la vida se vive en el HOY.

Existe algo que nos apega a las cosas o a las personas. Llámese amor, pasión, nostalgia, recuerdo, añoranza o lo que sea. Pero cuando uno logra despegar o aislar la idea de la carga afectiva, y es consciente que seguro “otras cosas vendrán”, uno vive más intensamente ese presente y deja que el futuro sea solo eso…una expectativa sin emocionalidad de por medio.

No tengas miedo o tristeza al decir adiós. Piensa en lo bueno que vendrá.

Si te interesa de donde viene la palabra adiós pues te cuento que procede de la expresión "A Dios encomiendo tu alma".

Dejo acá el tema para no entrar en temas religiosos. Pero como debemos ver el vaso medio lleno siempre, cada vez que dices adiós, le estas pidiendo a Dios que cuide de esa persona o ese objeto del cual te estás despidiendo. Decir adiós entonces siempre tendrá algo positivo.

Monday, July 19, 2010

Sentirse traicionado


Quien no se ha sentido traicionado?

Hablo por experiencia propia pero a lo mejor algunos de ustedes se pueden sentir identificados.

Existen múltiples ocasiones en la vida cuando se nos plantea algo y después esas personas no lo cumplen. Te hacen promesas, te pintan el cielo con un color azul espectacular, te embolatan con nubes pero después te das cuenta que era pura habladuría.

En estos momentos el verdadero daño que sufrimos depende de nosotros. Que tan afectado quieres estar depende de ti. Por eso es mejor estar prevenido.

Esas personas que hacen eso, son personas que están escondiendo su verdadero interés en ti. Si te prometen que serás el protagonista de algo y te adornan con mucha parafernalia, a lo mejor el interés es otro. Quizás lo que esa persona quiere es tu plata, tus negocios o inclusive algo más personal.

Sun Tzu lo dice en su libro clásico El Arte de la Guerra: “conquistará aquel que haya aprendido el artificio del engaño. Ese es el arte de la maniobra táctica”.

Es una estrategia para obtener dinero, para quitarte tu dinero, para que además te entregar tu dinero, te entregues tú y además quedes a la expectativa de lo que te prometieron.

Detrás de estas acciones está el malabarista, el engañador, el manipulador. El que con una sonrisa te resalta y con su espalda e indiferencia te tacha.

Esta es la gente que el mundo no necesita. Personas engañadoras para lucro propio. Pero todo se devuelve. TODO

Puede que en el mundo corporativo el libro de Sun Tzu sea una cuasi Biblia, pero con el engaño mal intencionado no se obtiene nada sino repudio y asco.

Cuidado con lo que te prometen. Pregúntate qué es lo que verdaderamente quieren de ti y acuérdate de esta famosa frase de mi padre: “confía de todo el mundo pero no muestres desconfianza”.

Friday, July 16, 2010

Que importa lo que digan los demás !!!


Porqué trabajar en aras de lo que vaya a pensar la gente?

Porqué hacer cualquier cosa solo por esperar la respuesta de la gente que nos rodea?

Estas son preguntas que muchas veces no nos hacemos con la frecuencia que deberíamos.

Muchas personas de manera inconsciente han tomado decisiones en la vida esperando recibir una aprobación de segundos o terceros. Si ha decidido hacer un cambio en su vida, o complementar su vida con algo completamente loco, qué importa?

Lo que usted está haciendo es buscando su bienestar haciendo lo que usted ha considerado que es bueno, agradable y beneficioso para usted. Entonces disfrútelo.

Si se equivoca, caiga en cuenta de lo que hizo, replantee lo qué hizo y ademas, piense en lo que llevó a que usted pensara que se equivocó y dese una segunda oportunidad.

Si logró su objetivo, pues la única persona a quien debe congratular es a usted mismo. No haga las cosas por aprobación de otros. Usted manda en su vida. Usted puede lograr tomar decisiones que son difíciles de tomar y que con paciencia darán su fruto.

Hoy aprendí que la satisfacción propia se llama “propia” porque es simplemente eso. Qué tan feliz estoy yo con lo que he decidido? Muchas personas creen que si son aplaudidas o si reciben un premio nacional han encontrado la verdadera felicidad. Pero eso es efímero. El verdadero premio es sentirse contento con lo que uno ha decidido y ha hecho.

No siempre se puede caer en cuenta de esto de forma solitaria y necesita de verdaderos amigos(as) y familiares que brinden su ayuda. Pero el grado de satisfacción es propio y de nadie más.

Felicítese cada día por haber vivido ese día con la mayor intensidad posible.

Tuesday, July 13, 2010

Organizando y Ganando



El bloqueo es algo natural. Nadie podrá decir que jamás lo ha sentido. Existen momentos en la vida en que uno tiene destinado cierto tiempo para realizar algunas actividades pero uno no termina haciéndolas. Porque? No sé.

Lo que sí sé es que al no poder hacer lo que teníamos pensado hacer, es probable que se genere algo de inconformidad o quizás una especie de intolerancia a no poder llevar a cabo los planes originales.

Pero los bloqueos existen y los improvistos también. Si uno esta "agendando" muchas cosas para hacer en un día y solo puede hacer pocas, no se saca nada con ponerse bravo, o angustiarse o darse látigo. Simplemente toca reorganizar la agenda y priorizar los eventos en más importantes y en más urgentes.

Existe una famosa matriz 2 x 2 para lograr organizar esto y es la matriz de lo urgente vs importante. Stephen Covey en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” lo demuestra. Ver arriba.

Entonces qué pasa si me bloqueo? Qué pasa si no puedo hacer todo lo que me propuse para hacer?

Pues esta es una opción válida para escribir una lista de las cosas pendientes y organizarlas en estas prioridades. Escrito en colores, en cada cuadrante esta expresado la acción sugerida para tomar con las actividades puestas en cada uno de ellos. Solo es cuestión de hacerlo y se sentirá cada vez mejor.

La organización de los asuntos en la vida es la fuente de la tranquilidad.

Thursday, July 8, 2010

La otra opción siempre en mente.


Qué pasará mañana? Nadie sabe. Uno muchas veces escribe en un papel las cosas que debe hacer y el día o el momento en que las va a hacer, pero termina sin hacerlas y esto causa angustia. Por un lado, porque no las hizo y por el otro, porque no cumplió lo que se había propuesto. Dos factores que pueden verse en conjunto cuando a uno no le salen las cosas como uno quiere.

La planificación y la organización de la vida es utópica. Siempre habrá improvistos que nos van a desviar del objetivo final, de la situación deseada. Pero lo importante es que esto no genere angustia y que podamos reorganizar nuestra agenda con un plan B para todo.

Muchas personas piensan mientras caminan sin rumbo, otras con el rumbo en mente van pensando. Es preferible saber donde esta mi situación deseada y hacer todo lo posible para llegar a ella sabiendo y conociendo los altos y bajos del camino, a no tener una meta y caminar por caminar esperando que se encuentre en el camino.

Para poder cumplir los objetivos se debe conocer el asunto y la situación deseada. Se deben trazar micro metas que conlleven a esa gran meta final. Es probable que no veamos el día en que cumplimos esa meta, pero vivimos el proceso de una manera intensa y agaradable. Vivimos el presente de cada hecho que con paciencia y aceptación, nos llevara a nuestro objetivo final.

Sunday, July 4, 2010

Se debe decir pero se debe saber como decirlo.


Todo lo que leo y todo lo que aprendo está enfocado a enseñarme que uno primero debe SER para poder HACER. Pero nadie me dijo lo difícil que iba a ser. Hoy me han dado una dosis de mi propia medicina. Siempre he creído que la verdad se debe decir como venga. De manera directa, sin darle vueltas. Como una flecha. Pero hoy caí en cuenta que no es tanto la verdad la que duele sino la forma como te la hacen llegar.

La verdad se debe decir y en eso creo que estamos de acuerdo, pero es la vía, la forma en que se dice la verdad la que puede hacer la diferencia entre un bombillo de alerta tenue a uno rojo intenso con alarma cansona sonando sin descanso.

Escribo esta metáfora porque uno puede quedarse con una luz tenue sin problema a diferencia de un bombillo rojo intenso que a duras penas puede uno aguantar por 1 minuto máximo sin desesperarse.

Hoy aprendí que la verdad se debe comunicar de una manera adecuada. No debe ser impulsiva y tampoco debe ser tenue o pasiva. Debe ser asertiva.

Siempre he dicho que la asertividad se define como la capacidad de poder transmitir la peor de las noticias de la manera más políticamente correcta. Hoy aprendí que me falta lograr ser más asertivo para decir la verdad. Si uno sabe algo verídico, creo que debe uno guardarlo un tiempo prudente, y decirlo en el mejor momento y de la mejor manera. Cuánto es un tiempo prudente? Eso se los dejo a ustedes.

Mucha gente le fascina ser confrontados con la verdad de cualquier manera y eso será problema de ellos. Yo espero que nunca me escondan la verdad pero si estoy vulnerable, espero que sean asertivos cuando me la digan. La verdad “verdaderamente” es como una flecha y puede llegar donde duele y donde mata. Puede matar tu impulso, puede matar tu ánimo y puede matar tu autoestima. Pero la verdad es la verdad, y no se puede hacer nada con ella sino aceptarla. Insisto que es mejor saberla en un ambiente más adecuado y con unas palabras más agradables que de un pepazo directo al centro de la energía.

El Profeta Khalil Jibrán lo dijo muy claramente:

“La verdad es como las estrellas: solo aparece detrás de la oscuridad de la noche. La verdad es como todas las cosas hermosas del mundo, solo revela que es deseable a aquellos que han sentido el efecto de la falsedad. La verdad es una profunda bondad que nos enseña a ser felices con nuestra vida cotidiana y a compartir con los demás esta misma felicidad.”

Tratemos de decir la verdad siempre, y cuando lo hagamos, que sea de la mejor forma para el que la va a oír. No seamos egoístas y pensemos que decir la verdad es liberarse y sentirnos así más libres. Pensemos que el receptor de la verdad también merece un momento adecuado para oírla.

Y cuando sea el momento, da tu mejor discurso y vuélvete asertivo. Vale la pena. Se sentirán mejor ambos.

Y no estoy bravo, estoy agradecido. Otro insight para el libro de las memorias.

Thursday, July 1, 2010

Una lección de vida


Gustavo es mi mejor amigo. Es una persona que admiro y quiero con todo el corazón. La vida nos ha mantenido unidos y hace unos meses se afrontó la noticia que tenía un cáncer abdominal bastante preocupante y aburridor.

Gustavo siempre me ha dicho a mi en los momentos difíciles de mi vida que no se comparan en lo mas mínimo con este..."todo fluye Juancho". Y ahora que veo, después de mucho tiempo, Gustavo tenía razón.

Y Gustavo no es un profeta, ni un sacerdote, ni un salvador. Es una persona de carne y hueso que emana positivismo y lo llena a uno de energía optimista. Su presencia libera alegría y felicidad.

Gustavo fué sometido a una cirugía de 14 horas en Marzo de 2010 y después de unas semanas se sometio a otra de 3 horas y yá va en su segundo ciclo de quimioterapia.

Cuando hablo con él por teléfono, cuando lo veo, siempre se está riendo, siempre te da un abrazo, nunca te muestra preocupación o falta de fé. Gustavo es un hombre de Dios por su fé y por la familia que tiene en la cual me incluyo e incluyo a la mía propia.

Quería compartirles lo que escribí el día de su primera cirugía, marzo 28 de 2010. La cirugía de 14 horas. Por mi profesión y lugar de trabajo en ese entonces pude estar presente en la sala de cirugía y salir cada hora a dar un "informe". Que labor de Hermes tan difícil.

Bueno, acá les dejo la carta. Piensen positivo, piensen como Gustavo. es la única forma de sobrevivir.

CARTA A GUSTAVO…Y A TODOS (28 de Marzo de 2010)


Hoy quizás ha sido el día mas duro de mi vida y aunque llevo estudiando más de 15 años medicina y ortopedia y lo que se sea, la carga física y emocional de hoy fue brutal. Ver a tu pana del alma, a tu generador de positivismo, tu llaverìa, tu parcero, tu hermano, en una situación de completa vulnerabilidad y entrega es una cachetada fuerte. Un reencuentro con la vida.
Hoy Gustavo está vivo. Hoy Gustavo supero la cirugía más abrumadora y brutal que existe.
Hace un par de horas abrió los ojos y hace un par de minutos escribió su primera palabra que aunque no lo crean fue... "gargajo". Haciendo alusión a las flemas que rondaban su garganta.
Gustavo no tenía una uña encarnada ni un lunar. Era, y hablo en pasado, un tumor maligno de pronóstico incierto.
Pero los Ángeles existen y hoy vestido de cirujanos, anestesiólogos, oncólogos, enfermeras, familiares y amigos, se logro superar un momento difícil que duro 14 horas.
No me cabe la menor duda que la berraquera de Gustavo, unida a la fuerza de Dios y la Virgen y arrejuntada con la fe y el positivismo de nosotros, va a hacer de esto que solamente empieza, un viaje más placentero. Si es que el placer se puede usar a manera descriptiva.
Pero se respira un aire de tranquilidad y de "prueba superada". Aunque el camino es largo y apenas dimos el primer paso. Pero lo dimos. Esta mañana apenas empezábamos y hoy, ya seguimos adelante. Mañana vamos a decir "terminamos".
Es una batalla de una guerra cerda, una guerra vil y traicionera contra un enemigo que se llama cáncer que es el más puerco de todos. Pero a cada puerco le llega su noche buena (adaptado de a cada pavo le llega su noche buena) y la noche buena fue el sábado 27 de 2010, el día que inicia la Semana Santa.
La fe mueve montañas y hoy movió manos y mentes para que esto fuera posible. Gracias a todos por la fe, gracias a todos por las intenciones, las palabras y las llamadas.
Gustavo es un guerrero, es un batallador, es un ejemplo de "no me rindo". Es un ejemplo de vida.
Gracias Dios por darme un amigo así. Por enseñarme a través de él, lo que es afrontar un magno percance y un obstáculo alto y lleno de púas.
Gracias Dios por demostrarme lo que es ser humilde y ver la vida con fe y esperanza. Gracias por demostrarme que el positivismo mueve paredes, edificios, países y mundos.
Me duelen los ojos de llorar, pero lloro de emoción. Lloro porque la primera prueba se supero y las trompetas cada segundo suenan más duro.
Cuando nos peguemos con la pata de una cama, cuando se acaba la leche y queremos cereal, cuando alguien deja que se acabe el jabón, cuando se nos pincha una llanta, cuando llueve el día del partido...ese día pensemos en Gustavo y una sonrisa de oreja a oreja nos hará seguir adelante nuestro camino. Estaremos impregnados de su alegría y su buena vibra siempre. Y todo saldrá bien.
TODO FLUYE GUS...you were right all the time...gracias por existir compadre...
Te quiero mucho
Juancho