Sunday, December 19, 2010

El deseo de la Cosquilla Fría


No es ningún misterio. Llego la Navidad y las fiestas de fin de año. Lo que siempre me ha parecido intrigante es entender el cambio en las personas en estas fechas. Una gran cantidad de personas en el mundo altera su patrón del 92.3% (calculé 48 semanas) del año y en el 7.7% del mismo año (las 4 semanas de todo lo relacionado a navidad y fin de año aproximadamente), son más amables, más queridos, se les ilumina el corazón, se adoran hasta con sus más feroces enemigos, se dan regalos cuando el resto del año se han insultado o inclusive no se han hablado. Una especie de hipocresía navideña. Ya pasado todo, y aproximadamente a partir de la segunda semana de Enero, todo vuelve a la normalidad.

He querido empezar algo crudo esta publicación del blog sin ánimos de atacar a las personas que caen en esta tendencia, pero con el ánimo de despertar un cambio para el resto del año. La navidad y todo lo positivo que trae es como deberíamos vivir el resto del año.

Cómo vives tú la navidad? Qué pasa en tu círculo más cercano? Familia, amigos, esposa, hijos? Seguramente todo se vuelve mejor, todo es más bonito, todo es más alegre, el corazón late con mas fé, la palabra esperanza renace en todo sentido. Los besos son más apasionados, los abrazos más fuertes, el perdón más profundo, el feedback es mejor aceptado, las criticas son tomadas sin rencor, y en cada uno de nosotros reina una sensación de equilibrio emocional que no se siente el resto del año. Para qué pasará esto? Qué hace que seamos diferentes el resto del año?

Si han caído en cuenta, no pregunto por qué somos diferentes en Navidad y año nuevo sino, por qué somos diferentes el resto del año?

Si logramos incorporar esta actitud tomada durante la vivencia de la navidad, y la logramos extender al resto del año, creo que lograríamos un nivel más alto en emocionalidad y a su vez, un paso más en la escalera de la tranquilidad y la homeostasis sentimental. Debemos estar agradecidos por lo que tenemos y aunque cada quien vive este época a su manera, porque es libre de hacerlo, la gratitud es la condición sine qua non. Y así debe ser todo el tiempo, no solo para Navidad.

Ahora, es necesario ser realistas. Es necesario ver los problemas y las aflicciones que no dejarán de existir, pero qué hacemos nosotros para ayudar a que el resto del año sintamos que todavía se puede hacer algo para mejorar? Existe gente muy necesitada, gente a quien varios factores los tienen sin techo y sin comida, millones de personas en el mundo que esperan que llegue la navidad para recibir ya que no pueden dar. Nosotros deberíamos dar todo el año sin esperar recibir. Pero no se necesita ser físico cuántico para saber que al dar, ya estamos recibiendo. Recibimos esa sensación que no logro poner en palabras, esa cosquilla fría que recorre el cuerpo cuando uno hace feliz a otro. Enseña a reír a los demás, enseña a gritarle a los 4 vientos como disfrutar de las cosas más simples, vive tu vida con ese cosquilleo permanente. Seguro serás recompensado, algunas veces sin saberlo.

Hace poco recibí un mensaje por el teléfono que me llamó la atención y lo reenvié a mis contactos. Solo esas palabras, que no sé quien las escribió, pero que llegan al celular de mis contactos, hacen un cambio en la otra persona por ese instante que lo leen. Algunos agradecen, otros sienten el agradecimiento, otros lo ignoran, otros seguro dirán que les aburre leer esos mensajes pero la recompensa mía es justamente al momento de enviarlo. Cuando lo envío, es ahí donde esta mi felicidad, es en ese momento donde esta mi sensación de cosquilla fría. Mi deseo de Navidad para todos es una cosquilla fría permanente. Ese frio delicioso, ese frio emocionante, ese frio que le para a uno los pelos y hace que uno emane un suspiro de satisfacción. Hasta el más “Mr. Scrooge” lo ha sentido. De eso estoy seguro.

Les mando el mensaje del celular a todos los seguidores de DacCoaching y a todos los que leen este blog esperando causar en todos un deseo de cosquilla fría permanente el resto del año. Les deseo la capacidad de valorar todo con actitud positiva y saber enfrentar la problemática que seguro vendrá, con un corazón fuerte y una capacidad de decisión llena de sensatez y responsabilidad.

El mensaje dice:

“No te tomes la vida tan en serio, acuérdate que somos lo que pensamos. Baila, besa, relájate, diviértete, y se feliz. Hoy es el día internacional de la gente hermosa como tú. Para mi eres una persona especial, vive feliz. Piensa en que cada 60 segundos que tú pases enojado, angustiado, mal, es un minuto de alegría que no volverá. Mi mensaje hoy es que si la vida es corta, entonces rompe las reglas de la emocionalidad y el protocolo, perdona rápidamente, besa suavemente, abraza mucho, ama de verdad, expresa tu amor a las personas, ríete sin control, y nunca, nunca te arrepientas de hacer sonreír a los que te rodean. Los voy a extrañar de corazón…abrazos espichados.”

Me llegó este mensaje en Navidad, pero se los mando a todos para que lo pongan en marcha todos los días.

Me parte el corazón ver tanta gente en mi país sufriendo por las condiciones climáticas. Me duele ver que se manejan tantas ayudas de manera irregular y me duele sentir en unos minutos, la desolación y la tristeza de las mujeres, niños, padres, esposos que están pasando por estos momentos tan difíciles. Es más fácil ver los toros desde la barrera y por eso les pido a todos que verdaderamente hagan lo posible para ayudar a la medida que puedan, a esta gente que seguro ha perdido todo lo material, pero que aun no pierde la ilusión. Porque así somos los Colombianos, fuertes de ilusión. Estiremos nuestra mano cada vez que veamos que alguien la necesita. Si la toman, date por aludido, si la rechazan, no insistas, la decisión no depende de ti. Tú ya diste el primer paso en ofrecer tu mano. Se necesitan dos para bailar tango como dice el dicho.

Si existe alguna explicación lógica para que este tipo de sufrimiento este siendo vivido por estas personas, es que nos debemos unir para ayudar. Debemos irradiar pensamientos y acciones positivas con nuestras decisiones. No solo de palabra.

“Hold my hand” es el nuevo sencillo de Michael Jackson junto con Akon. Los invito a ver este video y a entender su significado. Vale la pena. Y así como el mensaje del celular, esta canción va encaminada a motivarlos a buscar de nuevo la cosquilla fría que viene con la satisfacción de dar. Desde una sonrisa, pasando por un beso, un abrazo, tu mano o tus acciones.

A continuación esta el link pero advierto que DacCoaching no tiene intereses en la publicidad que se muestra al inicio del mismo: http://www.youtube.com/watch?v=-oCCnxBos10

Es entonces el deseo de Juancho Daccach y todo el equipo de DacCoaching, desearles una Feliz Navidad y además desearles que logren inculcar estos sentimientos de estas épocas el resto del año, el que sigue y ojala el resto de la vida. Vale la pena. La vida se ve con otros ojos cuando uno da sin esperar recibir.

Ahora llama o escríbele a la primera persona que te imagines y deséale una Feliz Navidad. Prende tu vela de gratitud, enciende tu luz de positivismo, irradia el calor de la buena vibra para que la cosquilla fría, no deje de existir.

No comments:

Post a Comment