Sunday, August 29, 2010

Para levantarse un domingo y pensar


Llevo un par de semanas analizando lo que podría escribir. Es fácil resumir algo interesante que uno lee y también es bueno dar opiniones basadas en lo que uno ha aprendido en términos más técnicos. En otras palabras, podría transcribir cosas que he leído o he aprendido pero esta mañana me levante con ganas de escribir algo de corazón, como todo lo que escribo.

Anoche estuve charlando con una persona que me abrió las puertas de su casa acá en Barcelona y me conto de su business plan. Una persona, cuya vida es similar a la mía, desde diferentes puntos de vista pero con intersecciones en varios puntos. Como le dije anoche, la vida es como un mapa de metro con millones de líneas y millones de puntos de intersección. Cada uno tiene su línea y hace empate con otras líneas en las diferentes estaciones en común que todos tenemos.

En medio de la increíble noche catalana, sentados en el balcón de su piso (apartamento), hablamos de cómo después de mucho esfuerzo, uno llega a sentir la satisfacción del deber cumplido, se ilusiona con lo que ha creado, y trabaja a diario para lograr las metas menores que hacen parte de la gran meta final. Mi amigo, como el mismo me dijo, está en el año cero. Mucho trabajo realizado para estar acá y mucho futuro por vivir con su nueva empresa. Constantemente veía la expresión de “deber cumplido” e inmediatamente la sensación de querer saber si el futuro le depararía cosas buenas a su empresa a el y por ende a su familia.

No me cabe la menor duda que todo lo que ha hecho, lo ha hecho bien y es un ejemplo a seguir.

Entonces esta mañana cuando me levanté, opté por escribir 10 puntos que te pueden hacer feliz un domingo cualquiera. Lo puse como domingo porque es como el final de la semana y así uno puede recapitular todo lo que ha hecho en los días previos. Como un auto feedback así suene redundante.

No son mandamientos y seguramente habrá miles puntos más, pero estos puntos son 10 que podrían servir como una lista de chequeo cuando cada uno de nosotros nos levantemos los domingos. Acá van:


· Lo q estás haciendo te produce sensación de plenitud.

· Te levantas, miras a tu alrededor, y lentamente una sonrisa se va plasmando en tu cara. Te sientes lleno de confianza y con ganas de poner los pies en el piso y ver que te depara este día

· No estas rompiendo la ley.

· Esta es metafórica o real dependiendo de la persona. Me dió risa ya que la sensación de hacer cosas indebidas (no necesariamente por fuera de la ley) siempre produce un nivel de angustia que sobra en nuestras vidas. La sensación de no deberle nada a nadie es francamente agradable.

· Los percances menores tienen un plan para ser resueltos.

· No todo es perfecto y seguramente existen pequeños inoportunos que te pueden dañar el domingo. Si mantienes la cabeza clara y tus cosas organizadas, seguramente tendrás una estrategia simple para que puedas solucionar cualquier inconveniente que tengas en este día.

· Estás cuidando tu salud

· Para nadie es un misterio que amanecer con “guayabo o resaca emocional” o tal vez sintiéndose físicamente infeliz, es aburridor.

Cualquier sensación que afecte tu autoestima debe ser erradicada. Si no haces ejercicio ponte la meta de hacerlo, si estas gordo o flaco y te criticas fuertemente al respecto, inicia un plan para sentirte mejor. Tu cuerpo y alma te lo agradecerán. Todo es posible.

· Tienes mucho que agradecer

· Nunca te olvides que debes agradecer todo lo que tienes. Malo o bueno nunca interrogues el porqué de las cosas ya que todo tiene un mensaje de aprendizaje implícito. Agradécele a tu ser supremo si lo tienes, o agradécete a ti mismo por lograr lo que has logrado. Si quieres, agradécele a tu familia por ser como son. Dale un abrazo a un amigo solo por el hecho de ser tu amigo. Que te quita?

· Que no te importe lo que piensen los demás de ti ya que tú eres tu propio juez.

· Esta me gusta ya que si tú no miras a nadie, nadie te mira a ti. Me he dado cuenta que somos como somos y aunque oír consejos es aceptado, la decisión de llevarlos a cabo son propias. Qué importa si los que te rodean piensan algo de ti? Tú debes verte al espejo y enamorarte todos los días de la persona que ves. Es todo lo que tienes y todo lo que necesitas para estar feliz.

· Lograr entender que tener competencia es algo bueno.

· Sun Tzu lo dice en El Arte de la Guerra y en la vida es lo mismo. La competencia te mantiene en una mejora continua. Vas a tu ritmo pero te crean parámetros de mejora cada vez más altos que te exigen realizar cambios y ajustes solo con el fin de ser mejor. Que tiene de malo? Ahora, si eres competitivo y no eres capaz de aislar la idea de la carga afectiva, te aconsejo que trates este punto con mucho cuidado ya que ese tipo de competencia definitivamente no es sana. Nada malo tiene querer ganar siempre, pero si tu emocionalidad te lleva al subsuelo de la tristeza cuando no lo haces, necesitas colaboración para entender que “perder es ganar un poquito”.

· Cuentas con amor de familia de cualquier tipo

· Quien es tu familia? A quién consideras como parte de tu familia? Los aprovechas y les exprimes todo lo positivo que tienen para darte?

Reflexiona este punto un rato. Hace cuánto no llamas a ciertos miembros de tu familia a decirles lo orgulloso que estás de ser parte de esa unión de sangre que los mantiene en cierto modo unidos para siempre? Uno hace todo por su sangre; qué te hace pensar que tu sangre no hará lo mismo por ti? Ahí están. Búscalos o re-búscalos.

· Eres independiente en tu emocionalidad y no dependes de nadie para sentirte bien.

· Este punto es parecido a uno previo pero la diferencia radica en la forma en que te sientes depende de ti y de lo que tú hagas. No depende de lo que hagan los demás.

· Mantén un plan B para todo pero muy escondido.

· Esto lo digo ya que no siempre toca vivir en plena paranoia pensando que algo malo va a pasar. Si llegase a pasar, qué opciones tienes? Guárdalas en el fondo de tu mente y déjalas ahí. Olvídate de ellas ya que quedaron bien guardados solo con el simple hecho de imaginar ese plan B. Si el día llegase en que necesitaras de ese plan B, éste aparecerá como un archivo en tu computador. Lo mejor es que ya está listo para usarse sin código de autenticación.


Seguramente habrá muchos puntos más pero estos 10 te pueden servir para vivir felizmente tus domingos o cualquier día de tu vida.

No comments:

Post a Comment