Tuesday, August 3, 2010

Desespero


No todo es fácil. Por mas que uno se lo proponga, las cosas talvez no salen como uno las espera. Si uno se esfuerza y se esfuerza para lograr un objetivo, es probable que en la mitad uno quiera botar todo para la porra y decirle a los 4 vientos: NO MÁS.

Pero estos son los mejores momentos. Estos son los momentos claves. Estos son los momentos que uno aprecia porque son los que mas enseñan.

Llegar desde un punto A hasta un punto B no es simplemente una frase de cajón. Muchas personas solo visualizan el punto B sin darse cuenta lo que conlleva el recorrido. Siempre he visto este recorrido como el típico gráfico financiero con picos y valles. Un “sube y baja” constante con la satisfacción al final del recorrido. Pero cada momento dentro de este recorrido debe ser también una satisfacción y un nuevo aprendizaje.

Llegar a angustiarse por futuros inciertos o quedarse en el pasado acordándose de lo que fué o no fué, no vale la pena. TOCA VIVIR EL PRESENTE.

Cada segundo y cada momento al máximo. Toca oír la risa en cámara lenta, toca ver como caen las gotas de lluvia una por una, toca oler el ambiente, toca reavivar los sentidos e interiorizar todo lo que esta a nuestro alrededor. Desde la esquina de una pantalla hasta la forma en que se enrolla un cable pasando por las diferentes tonalidades de verde del pasto y de azules en el cielo.

Son estos los momentos, impregnados de presente, que nos hacen vivir.

Siempre tenderemos momentos duros, y estaremos rebosados de malgenio en varias ocasiones. Si no los tuviéramos, no seriamos humanos. Lo que nos diferencia, es que podemos aprender de estos momentos y además, tenemos la capacidad de exteriorizar la forma en que los podemos aplicar para vivir cada día mejor.

Todo fluye...

No comments:

Post a Comment