Tuesday, August 10, 2010

Crea fama y ...


Demasiadas veces oí de mis padres, profesores y amigos, muchas frases que en ese momento eran solamente cansonas, aburridoras y jartas.

Seguro les hacia una mueca de indiferencia y no les ponía atención.

Hoy en día caigo en cuenta que poco a poco nosotros nos vamos convirtiendo en ese profesor, padre o amigo y las generaciones que vienen son esos personajes que nos ignoran.

Hoy pienso que esos “mentores” tenían razón y solo lo hacían para hacernos caer en cuenta alguna situación que seguro vivieron y no quieren que la vivamos nosotros.

Yo creo que todo el mundo vive lo mismo en diferentes momentos. Cada persona siente angustia, tristeza, felicidad, emoción y todo se extrapola a diferentes temporalidades. Inclusive diferentes personas viven las mismas situaciones en momentos alternos.

Todos oímos los mismos consejos independientemente de la fuente. Todos ignoramos palabras sabias algunas veces y todos sentimos que a lo mejor si hubiéramos aceptado esas palabras, es probable que las cosas hubieran sido diferentes. Pero no hay que arrepentirse, simplemente aprender y agradecer.

Las cosas son como son porque cada uno logró llegar a ese momento específico, independiente de la forma. Estamos en el aquí y en el ahora.

Toda mi vida he llevado la carga o etiqueta del mal genio. No lo niego, cada día me esfuerzo para no dejar que la emocionalidad del mal genio me envuelva y me genere situaciones incomodas con mi organismo y con la gente que me rodea.

Pero entonces la frase “crea fama y échate a dormir” es la que me persigue hoy. No niego que he cambiado en este aspecto del malgenio, al menos eso siento, pero en gran parte del núcleo de amistades y familia cercana, logré la fama de ser malgeniado.

No me interesa cambiar para demostrarles lo contrario. Lo hago por mí. Porque descargar tanta emoción por banalidades no vale la pena. Es una descarga de energía negativa y el cuerpo lo asume como 1000 vueltas corriendo a toda máquina. Y para qué?

No es fácil cambiar, pero caer en cuenta que estamos haciendo algo que podemos cambiar es un gran paso.

Sigo malgeniado? Si. Pero hoy en día cuando estoy a punto de estallar, mi cabeza me acuerda de todo esto que escribo, y en muchas ocasiones logro cambiar ese malgenio que se encuentra adportas de el estallido, por una bocanada de aire profundo, una puesta en neutro de los pensamientos y una auto patada cariñosa diciéndome “hey juancho…”.

No somos perfectos y es probable que no lo queramos ser. Pero cambiar para el bien de cada uno es una excelente opción.

2 comments:

  1. Como solo hasta hoy leo tu blog, casualmente abri este. Y me vi tan reflejada en lo que escribiste. Yo tambien llevo etiquetada MALGENIADA, y la verdad es que me he esforzado muchiisimo para mejorar en eso y en mil cosas mas, y es verdad la satisfaccion que siento es grande cuando se que lo he hecho por mi y los triunfos me los celebro yo, el juez mas exigente.

    ReplyDelete
  2. Hola, hasta hoy leo tu comentario. Cada noche cuando te vayas a dormir, reflexiona en lo que hiciste en el día, no te juzgues, simplemente, recapitula los hechos. Si quieres escribeles de vez en cuando. Después analiza cada hecho y ponles una emoción que sentiste al lado de ellos. Vuelve a leer tu lista y podrás así darte cuenta los hechos que han causado en ti un click emocional. Todo esto es para ti, para nadie mas, porque a la larga, la que va a dormir esa noche, eres tu. Tu eres tu propio juez y que eso nunca se te olvide. Un abrazo grande. Gracias por comentar y te invito para que te inscibas en el blog. Juancho

    ReplyDelete